in

El panorama 2021 y las mentiras for free

Con el año recién salido del horno estrenamos nuevos retos y deseos, ya es tradición compartir en las redes qué aspectos vamos a mejorar de nosotros mismos y toda esa filosofía barata que nos venden en ciertas páginas de la nube digital a la que nos subimos hace apenas unas décadas.

Y no es por ser pesimista o escéptica pero, ¿a quién queremos engañar? De nada sirve hacer propósitos cuando faltan ganas de vivir, iniciativa y una
situación laboral que acompañe.

Puede que este año haya sido distinto, descomunal y un poco caótico para todos, pero la actitud de las personas está tan arraigada en su interior que por mucho que intenten ser de otra manera, no pueden.

Falta fuerza de voluntad y constancia para que los objetivos lleguen a buen puerto sin esfumarse por el camino. Siempre se suele decir que lo mejor está por venir y que 2021 estará repleto de buenas noticias porque nos lo merecemos, pero la economía del país está más que sumida aunque no queramos verlo.

Ni los políticos saben por dónde les da el aire, los medios de comunicación aprovechan la incertidumbre social para dar bombo a lo que les interesa y desviar la atención del público; consiguiendo más audiencia porque, al fin y al cabo, eso es lo que alimenta sus bolsillos.

Mientras el pequeño hostelero o el autónomo que se lo curra cada día se va a pique, los ricos siguen enriqueciéndose cada vez más. Nos manejan como un péndulo que se mece en el aire, a su antojo. Solo escupen discursos vacíos con falsas promesas de un futuro mejor que, ojalá me equivoque, no llegará, al menos no gracias a su esmero.

Un verdadero propósito sería leer un poquito más para crecer personalmente y dejar de creernos todo lo que dice un señor con corbata. Al fin y al cabo, todos queremos dormir bien por las noches y no tenemos que darle tanta importancia a ciertos asuntos como quién ganará el Madrid-Barça o GH VIP.

La ola de internet y el boom de las redes sociales ha cambiado el paradigma totalmente, el postureo ha hecho mucho daño y lo vemos a diario con challenges inservibles, cadenas que si no compartes te traerán mala suerte y sorteos que no le tocan ni al que los crea.

No hay que buscar culpables porque los tenemos delante, ya se hablaba de la caja tonta pero los smartphones se han convertido en una lacra según el uso que se les de. Los jóvenes ya no quieren ser astronautas o futbolistas, ahora quieren ser youtubers como el Rubius o influencers como Dulceida.

No es por quitarle mérito a su trabajo, pero creo que nuestro país necesita más médicos e investigadores y menos vende-humos o gente que quiere vivir del cuento. El entretenimiento es más que necesario, pero de ahí a fomentar que los jóvenes pasen de formarse para construir una cuenta de Instagram y llamar la atención con contenido hueco hay un salto bien grande.

Quizá no hayamos nacido en la mejor época para triunfar, nadie viene a tocar nuestro timbre y darnos trabajo como antiguamente. Ahora estamos sobrecualificados y no nos dejan demostrarlo, los idiomas se dan por hecho y you’re a loser if don’t speak English.

A pesar de este drama que nos persigue, debemos incentivar a los jóvenes a estudiar, si esto no ayuda a encontrar trabajo, al menos contribuirá a que seamos más cultos, no tengamos faltas de ortografía y sepamos entender una factura de la luz o una nómina.

Aprender cosas nuevas siempre suma y no hablo de leer libros ni enciclopedias, ni siquiera me refiero a un ebook.

Aprender de la vida, de cómo se prepara un guiso, de cómo se cambia una bombilla, de cómo te puedes guiar en la montaña con una brújula y un mapa… Cosas básicas que nos enriquecen personalmente y aportan conocimientos que pueden sacarte de un apuro.

La ambición está en peligro de extinción y pocos se suben al carro de estudiar por voluntad propia; si no obtienen nada a cambio se quedan sofeando y viendo Netflix porque, obviamente, ahí se está más cómodo que en una silla de biblioteca.

Tenemos un nuevo año por delante para ser mejores personas e instaurar hábitos sanos que contribuyan a nuestra salud físico-mental y a la de la gente que nos rodea.

¡Si te ha parecido interesante puedes compartirlo en tus redes sociales! 😉

TIENDA

Puedes seguir viendo más contenido de nuestra categoría de noticias haciendo clic AQUÍ.

Wanna read in English language? Then click HERE.

Summary
product image
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
5 based on 5 votes
Brand Name
FAKE
Product Name
NEWS
Price
EUR 12,12
Product Availability
Available in Stock

What do you think?

60 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =

Loading…

0